OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA
1 marzo 2021
OBSOLESCENCIA PROGRAMADA
Tiempo de lectura: 3 minutos

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

¿Se os ha roto un electrodoméstico y a continuación se han ido rompiendo los demás teniendo que cambiar casi todos al mismo tiempo ?Si os ha ocurrido esto o algo similar, os habéis topado con la OBSOLESCENCIA PROGRAMADA.

La obsolescencia programada es la vida útil que le da una empresa a su producto, de manera que cuando ese periodo de tiempo pase, el producto deje de funcionar. Por lo tanto, se trata de programar la muerte de un producto.

Todo comenzó en 1924 cuando los principales fabricantes mundiales de bombillas se reunieron para firmar un documento en el que se comprometían a limitar la vida útil de sus productos a 1.000 horas, en lugar de las 2.500 que alcanzaban hasta entonces. Así, se aseguraban mayores beneficios económicos.

Esta práctica lo que pretende es que el consumidor se vea obligado a adquirir otro producto nuevo en vez de reparar o sustituir las piezas necesarias del que ya hemos adquirido previamente. De esta manera, el mercado se asegura una demanda de los productos, un mayor consumo y mayores beneficios para las empresas.

TIPOS DE ABSOLESCENCIA

Pero existen otros tipos de obsolescencia:

  • Obsolescencia de función: ocurre cuando sale al mercado un producto más avanzado o con nuevas funciones.
  • Obsolescencia de calidad: ocurre cuando, pasado un tiempo, el producto empieza a fallar no funcionando correctamente o como al principio
  • Obsolescencia de deseo: cuando sale al mercado un nuevo producto y se cambia por el que ya se tiene únicamente por cuestiones de moda o estilos.

Las ventajas de la obsolescencia programada son principalmente de carácter económico, estimulando el consumo y aumentando las ventas. Mientras que las desventajas son de diferente naturaleza:

  • Los consumidores deben asumir un mayor gasto al tener que reemplazar esos aparatos en un tiempo menor.
  • Genera residuos: la producción, venta y posterior sustitución genera toda clase de residuos de distintos materiales, tanto aquellos que se pueden reciclar como los que no.
  • Problema real de la gestión de la contaminación: al aumentar exponencialmente la cantidad de residuos generados, se convierte en un grave problema su gestión. Según el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas, se generan cerca de 50 millones de toneladas de desechos electrónicos al año. Y la mayoría no pasa por el sistema de reciclaje óptimo para el medio ambiente. Muchos de estos aparatos contienen materiales altamente contaminantes como mercurio, plomo, cadmio, cromo, arsénico o antimonio que además de provocar graves problemas de salud son una grave amenaza si no se lleva al punto de recogida adecuado. Una batería de níquel-cadmio puede contaminar 50.000 litros de agua y un televisor hasta 80.000.
  • Pérdida de recursos naturales: la producción de estos artículos altamente demandados necesita un gran consumo de agua en su elaboración, gran cantidad de energía proveniente en numerosos casos de energías no renovables y explotación de otros recursos naturales.

Por lo tanto, debemos reflexionar como consumidores y tener en cuenta que nuestras acciones tienen un impacto importante en el medio ambiente.

¿Qué podemos hacer?

  • Desechar los productos que ya no sirvan en el lugar adecuado para su correcta gestión. Existen puntos específicos para cada tipo de residuo y entidades que se encargan de su aprovechamiento y reutilización.
  • Colaborar con entidades y asociaciones como por ejemplo la campaña de reciclaje de móviles del Instituto Jane Goodall “Movilízate por la selva”. Con esta campaña pretenden sensibilizar a la ciudadanía sobre la alta demanda de minerales que provocan conflictos bélicos, pérdida de biodiversidad y condiciones de pobreza en el lugar de origen.
  • Reparar siempre que sea posible. También existen diferentes asociaciones que ayudan a cualquier usuario a reparar esos aparatos que tenemos en casa como es el caso de “Repair café” cuyo lema es: “¿Tirarlo? ¡Ni pensarlo!
  • Reflexionar sobre la manera en que queremos actuar como consumidores.

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos que veas el documental Comprar-Tirar-Comprar de RTVE

CONTACTO

Auditoría de Servicios Acústicos y Medioambientales en Madrid (aema.info)

ENLACES DE INTERES

Obsolescencia – Wikipedia, la enciclopedia libre

Reutilización – Wikipedia, la enciclopedia libre

Reciclaje – Wikipedia, la enciclopedia libre

 

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA